About Me

My photo
Quito, Pichincha, Ecuador
I´m baptist missionary by faith with PMM Inc.,USA I'm married and with my wife Anita have four marvelous daughters. Our principal ministry is theological education. My passion is write, preach & teach about my Lord Jesus, around my country Ecuador, and Latin America. Dr. Joselito Orellana. DMin. PhD. Born in Ecuador, in Piñas City, province of El Oro Living in Quito, since 1985. Baptist Pastor's 18 years old. It missionary for Latin America Palm Missionary Ministries Inc, USA. It is involved in the ministries of higher theological teaching, pastoral training, church ministry, family counseling, literature, and educational administration. Doctor of Ministry (DMin.) and Doctor of Theology (PhD) awarded by Vision International University, USA. UU. A.

Tuesday, June 20, 2017

Artículo sobre Paternalidad Autoritativa, escrito y publicado para HCJB Radio

LA PATERNIDAD AUTORITATIVA
Por, Dr. J. Joaquín Orellana, PhD.
Misionero de Palm Missionary Ministries, Inc., USA.
Todos los derechos reservados por el autor.

Cuando celebramos el mes del padre, y pensamos en modelos de paternidad o paternalidad, debemos volver nuestro enfoque a las Sagradas Escrituras, única norma de fe y conducta para los creyentes en Cristo. En cuanto a modelos humanos, yo estoy convencido que al menos en el NT no existe un paradigma humano de padre que supere a la persona de José, el esposo de María, y padre adoptivo de Jesús. La Biblia registra que él fue padre de cuatro hijos varones que a su vez tenían “hermanas” (Cf., Mr. 6:3), aunque no se precisa ni el número ni sus nombres. Sin embargo, un libro histórico llamado la Historia de José el Carpintero, en 2:3, registra que fueron dos mujeres y que se llamaron Lidia y Lisia. De modo que José también fue padre de dos preciosas hijas.
En Mateo 1:19, leemos: “José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente” En este texto se revelan maravillosamente tres cualidades de carácter de José, mismas que son suficientes para generar y modelar un estilo de paternidad al estilo bíblico. Se dice que José era “justo” pero no en el sentido de perfecto, impecable, impoluto. La palabra en griego es dikaios y hace alusión a una casta de hombres judíos conocidos y ponderados por su carácter piadoso, obediente, servicial, y temerosos ante Dios. Respecto de María se menciona que no quiso “infamarla” esto es denigrarla públicamente, irrespetando su imagen y dignidad de mujer; por tanto se evidencia el carácter respetuoso de José ante la persona de su esposa, y lo mismo se entiende respecto de sus hijas. Y finalmente, Mateo asombra con la declaración de que “quiso dejarla secretamente”, opción imposible de admitir en la religión judía, puesto que en la cultura y jurisprudencia judía el adulterio era castigado con pena capital por lapidación; siendo el padre de la adúltera y su esposo traicionado quienes debían tirar la primera piedra. Ante la punitiva sociedad judía José se juega y arriesga su propia reputación moral y espiritual de hombre piadoso y honorable, para proteger, honrar y cuidar la vida de María y la del propio Hijo de Dios.  De este modo se puede ver claramente el perfil caracterológico de un padre conforme al corazón de la Escritura: Piadoso delante de Dios; respetuoso ante la dignidad de su esposa e hijas; y, cuidadoso de su familia ante la sociedad.
Existen varios modelos de paternidad, pero la mayoría de nosotros en AL venimos del modelo de paternidad tradicional autoritario, en el que se privilegia la autoridad per se y se la usa como fin en sí misma, y básicamente para imponerse a la fuerza, subyugar, e inclusive humillar y vilipendiar a los demás. En contraste, existe el modelo de la Paternidad Autoritativa (el modelo de Dios Padre), que es diametralmente diferente a la paternidad autoritaria, pues asume a la autoridad simplemente como un medio heredado de Dios para un fin; como un recurso y herramienta para orientar, bendecir y proteger a los demás. Algunas características claves de la paternidad autoritativa son las siguientes:
  1. Ofrece mucho amor, tiempo y recursos.
  2. Es cálida pero también firme. Ser firme no significa ser agresivo.
  3. Respeta a la hija como persona, y no se impone por la fuerza; busca el consenso
  4. Entiende que la autoridad legítima se basa en un modelo de vida legítimo.
  5. Genera hijos(as), moral y espiritualmente responsables.
Los padres somos los representantes de Dios (Abba Padre) en la tierra. La única manera de ser el mejor padre para nuestras hijas es comenzar siendo un buen hijo de Dios. Podemos delegar ciertos aspectos y áreas de la autoridad a las madres, pero la responsabilidad de nuestro hogar ante Dios es exclusivamente nuestra. Seamos piadosos ante Dios, respetuosos hacia nuestras hijas, y cuidadosos de ellas ante este mundo pernicioso. En definitiva, imitemos como varones, la paternidad del Padre celestial, como lo hizo el humilde artesano de Nazaret: José. Amén.

No comments: