Chelo

Chelo
Missionary for Latin America

Wednesday, July 1, 2015

We need to read our Bible because our times are very unbreakable...




Pastor John Piper’s Response to Gay Marriage Ruling is AMAZING


June 26, 2015 3:03 pm
One of my heroes in the faith is Pastor John Piper.
The impact this man and his ministry have had on my life is indescribable, and I thank God for the blessing of his teaching, which I’ve enjoyed through countless sermons listened to at home, and numerous books that have helped me grow as a Christian.
Piper penned a response to the Supreme Court’s ruling on gay marriage that is something we all, especially Christians, need to hear in the aftermath of such an event.
I’ll let him speak for himself.
From Desiring God:
In a 5-to-4 decision, the Supreme Court of the United States of America has ruled that states cannot ban same-sex marriage.
The Bible is not silent about such decisions. Alongside its clearest explanation of the sin of homosexual intercourse (Romans 1:24–27) stands the indictment of the approval and institutionalization of it. Though people know intuitively that homosexual acts (along with gossip, slander, insolence, haughtiness, boasting, faithlessness, heartlessness, ruthlessness) are sin, “they not only do them but give approval to those who practice them” (Romans 1:29–32). “I tell you even with tears, that many glory in their shame” (Philippians 3:18–19).
This is what the highest court in our land did today — knowing these deeds are wrong, “yet approving those who practice them.”
My sense is that we do not realize what a calamity is happening around us. The new thing — new for America, and new for history — is not homosexuality. That brokenness has been here since we were all broken in the fall of man. (And there is a great distinction between the orientation and the act — just like there is a great difference between my orientation to pride and the act of boasting.)
What’s new is not even the celebration and approval of homosexual sin. Homosexual behavior has been exploited, and reveled in, and celebrated in art, for millennia. What’s new is normalization and institutionalization. This is the new calamity.
My main reason for writing is not to mount a political counter-assault. I don’t think that is the calling of the church as such. My reason for writing is to help the church feel the sorrow of these days. And the magnitude of the assault on God and his image in man.
Christians, more clearly than others, can see the tidal wave of pain that is on the way. Sin carries in it its own misery: “Men committing shameless acts with men and receiving in themselves the due penalty for their error” (Romans 1:27).
And on top of sin’s self-destructive power comes, eventually, the final wrath of God: “sexual immorality, impurity, passion, evil desire, and covetousness, which is idolatry. On account of these the wrath of God is coming” (Colossians 3:5–6).
Christians know what is coming, not only because we see it in the Bible, but because we have tasted the sorrowful fruit of our own sins. We do not escape the truth that we reap what we sow. Our marriages, our children, our churches, our institutions — they are all troubled because of our sins.
The difference is: We weep over our sins. We don’t celebrate them. We don’t institutionalize them. We turn to Jesus for forgiveness and help. We cry to Jesus, “who delivers us from the wrath to come” (1 Thessalonians 1:10).
And in our best moments, we weep for the world, and for our own nation. In the days of Ezekiel, God put a mark of hope “on the foreheads of the men who sigh and groan over all the abominations that are committed in Jerusalem” (Ezekiel 9:4).
This is what I am writing for. Not political action, but love for the name of God and compassion for the city of destruction.
I want to point out right off the bat that there is hope for those who are practicing homosexuality to be forgiven of their sins through faith in the life, death, and burial of Jesus Christ.
A homosexual is not a worse sinner than I am. I’m the worst of the worst, the chiefest of sinners, and if there is hope, love, grace, and forgiveness for me, it’s there for everyone.
And for those who are involved in such activities, for you, truly, my soul weeps, because whether you recognize it or not, you are separated from the love of God, lost, and in desperate need of a Savior.
I weep for you because the world around you is telling you this kind of behavior is normal and right, knowing that it isn’t, watching you walk into destruction without a care because your cause furthers a political agenda that will make them — the political ruling class — powerful and wealthy.
My prayers are that God would open your eyes to the truth, and you’d be rescued by the loving arms of Jesus Christ.
Christians, while it may not be the job of the church as an institution to be involved in politics and change things, we as individuals are definitely called to be involved, and it’s on us as individuals to loving share the gospel with homosexuals, the same way we would with adulterers or fornicators, and work to preserve our liberty from further encroachments by the federal government.
Let’s love those around us, but let us never be neglectful shepherds who allow lost sheep to be devoured by power hungry wolves.

Friday, June 26, 2015

Insólito...



En Estados Unidos hallaron un culto secreto al dios egipcio Anubis

En la ciudad de Damascus, estado norteamericano de Oregon, está oculto tras una reja custodiada por dos estatuas de leones un lugar dedicado al culto del dios egipcio Anubis, informó el portal misterios.co.
El templo es privado y parece haber sido construido por dos excéntricos personajes de la región, señaló el medio.
Por los símbolos que se observan desde el exterior: efigies, pirámides, entre otros, el sitio es conocido como Oculus Anubis (El ojo de Anubis), dedicado al dios con cabeza de chacal, señor de la muerte y guardián del inframundo, agrega.
Algunos que tomaron fotografías del lugar y dieron aviso del hallazgo aseguran sentirse vigilados y perseguidos tras hacer público su testimonio.
El secretismo de la obra tanto como su magnificencia en un estado rural y alejado de Estados Unidos han llevado al surgimiento de toda clase de teorías obre el tema.
La primera de ellas envuelve una secta secreta: en este caso los Iluminati. Esta logia secreta, fundada en el estado alemán de Baviera en 1776, se caracterizaba por su interés en los símbolos egipcios y su uso cotidiano en sus reuniones.
La segunda teoría afirma que en el sitio se realizan cultos satánicos que involucran la adoración a deidades antiguas y sacrificios de animales a Lucifer.
Otras teorías apuntan a la evasión fiscal vía “donaciones” a una iglesia o culto y la creación del templo para esconder secretos familiares.
Según extrabajadores, existen túneles subterráneos que comunican con hogares de las cercanías.
El portal misterios.co indica que un misterioso personaje llamado Dr. Neal, un estadounidense de ascendencia egipcia que habría cumplido el “sueño americano”, decidió comprar una propiedad y dedicarla a su milenaria cultura.
Mientras, el portal noticiacristiana.com dice que algunos asocian el lugar con la secta Puerta del Cielo, que a mediados de los 90 coordinó el suicidio masivo de 39 personas durante el paso del cometa Hale-Bopp. (I)

Here is something from Charles Spurgeon to think about our missionary commitment with our Lord Jesus Christ.





Sunday, June 7, 2015

This is my last article published in Spanish



La Historia de un Padre Amante.
Por, Dr. Joselito Orellana, DMin. PhD.
Misionero de Palm Missionary Ministries Inc., USA.
Pastor de la Iglesia Bautista Universitaria (Quito)
Rector del Liceo Bautista Charles Spurgeon (Pifo)
Junio, 2015
En honor a la celebración del mes del padre, me permito compartir con ustedes una breve reflexión bíblica y pastoral en torno a una de las más hermosas parábolas que encontramos en el Nuevo Testamento. Se trata de la mal llamada parábola del hijo pródigo (Lc. 15:11-32) Mal llamada así porque los títulos no son parte del texto inspirado de Dios originalmente, pues fueron puestos después para guiar temáticamente al lector; y aparte de ello este título es completamente impreciso e inexacto; y, segundo, porque no es la parábola del hijo prodigo en realidad, ni siquiera es la del hijo mayor supuestamente obediente (pero en realidad mentiroso, refunfuñón, egoísta y malvado), sino la parábola del padre amoroso que representa a Dios. Son tres personajes que intervienen en ella. Cada personaje representa un segmento de la humanidad y Dios, así: el hijo menor (pródigo) representa a los gentiles esto es a todos aquellos que no son judíos; el mayor representa al pueblo judío nacionalista y genéticamente salvos, según ellos; y, el padre, representa a Dios. Sólo Lucas menciona este relato y es el epílogo de tres narraciones con el mismo concepto: algo se pierde (oveja, moneda, ser humano) y cuando es hallado hay sumo gozo en casa (símbolo de redención). Esta parábola es contada por los eruditos literarios entre los más bellos y magistrales relatos orales de la antigüedad.
El hijo menor cometió tres transgresiones imperdonables: primero, usurpó la primogenitura de su hermano pues en la cultura hebrea era sólo el primogénito el que heredaba tanto la bendición como la heredad del padre, y se constituía en el único dueño de todo, y si él quería pues compartía o no con sus hermanos le herencia. Segundo, desperdició su propia vida, cuando tenía todas las posibilidades de realización plena junto a su padre. Pero la peor transgresión y ofensa es haber anhelado la muerte del padre, ya que al pedir la herencia por adelantado era como si le dijese a su padre, porque no te mueres ya, o ¿por qué vives todavía? En otras palabras, el haber pedido la herencia violentaba los derechos de su hermano, y sepultaba en vida a su amoroso padre. La consecuencia de su actitud fue la peor condición inimaginable en la época de Jesús: ir a vivir en un país lejano, léase pueblo gentil, y a criar cerdos –cosa que judíos y árabes no hacen hasta el día de hoy por considerar a este animal de lo más inmundo, esto es sucio; y no sólo eso, sino anhelar comer las algarrobas de los cerdos –una especie de planta muy áspera parecida a las hojas de la caña de azúcar o a las hojas y envoltura del maíz-. Este cuadro es la radiografía de la peor condición humana, moral y espiritual, en cualquier época y cultura.
La actitud redentora  del padre para con este hijo malvado se ilustra por sus cinco acciones específicas. El número cinco es símbolo de la gracia de Dios en la Biblia. Primero lo vio, lo cual evidencia que cada día esperaba su regreso. Segundo, tuvo misericordia de él, esto es, debió castigarlo, pero en su lugar lo perdonó, pues no le dio lo que él merecía. Tercero corrió hacia él, esto era una locura en la cultura semita pues un anciano jamás debía correr en público, ya que no era considerado honorable, y lo peor es que al correr descubría parte de sus pantorrillas por acomodarse la túnica, lo que significaba un acto vergonzoso e impúdico. Cuarto, se colgó de su cuello, lo cual manifiesta un acto de absoluta aceptación y reconciliación. Y quinto, lo besó, símbolo íntimo de bienvenida y perdón.
El v. 22 es clave en esta historia de redención. “Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies”. Hay tres cosas que el padre entrega al hijo, y según la antropología cultural del texto son claves para entender toda la dimensión de la recuperación redentora de ese hijo. Primero, el padre pidió a sus esclavos ponerle a este hijo “el mejor vestido”, pues el mejor vestido en la cultura hebrea era el vestido del mismo padre. Esto tiene que ver con la nueva IDENTIDAD, que Dios nos da en Cristo. La cristiandad es una cuestión de nueva identidad. La desnudez en la Biblia significa pecado, inmundicia, iniquidad; en contraste el vestido se refiere a justicia de Dios en Cristo, santidad, justificación, por ello las multitudes de creyentes en Apocalipsis están vestidas, no desnudas. En la cruz del calvario Jesús hizo un gran intercambio (como decía Lutero) con los creyentes: tomó nuestra desnudez  (pues murió completamente desnudo sin absolutamente nada sobre sus genitales) para imputarnos su vestido de justicia; se hizo maldición para darnos su bendición eterna, tomó nuestra condenación para darnos salvación, tomó una corona de espinas venenosas para darnos una corona de justicia. ¡Qué ternura de este padre al cubrir la desnudez de su hijo con su propio vestido!
Segundo, dijo que le pongan un anillo, esto es símbolo de AUTORIDAD. El hijo había pre decidido pedir ser jornalero no hijo, pero el padre ni siquiera le permitió pronunciar ese pedido, y le devolvió la autoridad de hijo. Los anillos en la antigüedad servían como firmas y rúbricas para definir algo legalmente sobre una cera caliente que sellaba el pergamino. La Biblia dice que más a todos los que le recibieron a Jesús, les dio potestad, autoridad, o derecho de ser llamados hijos de Dios (Cf., Jn. 1:12) Finalmente, el padre pidió ponerle zapatos, que simbolizan PROPIEDAD, pues en las culturas orientales sólo los esclavos andaban descalzos y los hombres libres usaban zapatos. El hijo había perdido toda su herencia, más ahora el padre se la devuelve completa con el gesto de ponerle zapatos; esto simboliza que por gracia recuperó la propiedad que había perdido. La humanidad moderna ama las cosas y usa las personas, este padre sabía lo que era usar las cosas en función de amar a las personas, en este caso específico, a su hijo.
La actitud del hijo mayor contrasta severamente ya con la actitud del padre, como con la de su hermano. A su padre lo cuestiona y lo juzga, cosa que los hijos jamás debemos hacer con nuestros padres ya que debemos honrarlos por lo que son, no por lo que hacen, mucho más si son padres honorables, bondadosos, íntegros y ejemplificadores como el de nuestra historia. Respecto a su hermano menor lo calumnia, no obstante de que había malgastado todo, él no sabía a ciencia cierta cómo lo había hecho. Y por último, no era el dueño de la hacienda. Si había alguien con la autoridad moral para cuestionarlo, ese era el padre no él. El final de la historia es el más triste para él, pues su padre esta gozoso por el regreso del hijo menor (había muerto y ahora estaba vivo), éste ha sido perdonado y restaurado a la plena relación y comunión con la casa del padre, pero,… el hijo mayor jamás entró a la fiesta, pese a los ruegos del padre.
Amigos, el padre de esta historia representa a Dios en la parábola. Él está esperando cada día por el regreso de cada hijo pródigo que decidió desperdiciar su vida en los más fútiles placeres y banalidades de este mundo. Sólo Dios nos enseña a ser padres amantes. Y a veces los buenos hijos además, son los mejores mentores en este peregrinaje de aprender a ser los mejores padres del mundo. El modelo de nuestra paternidad, será el paradigma para su vida familiar futura. En la celebración del día del padre, creo que no hay mejor regalo para nuestros hijos –en vez de esperar uno de ellos- que ser un padre en el modelo de Dios, a Quien debemos conocer personalmente por medio de su Hijo Jesucristo (Cf., Jn. 17:3), para de esa manera modelar su estilo de vida en nuestras familias. Para ser los mejores padres para nuestros hijos, debemos comenzar por dejar de ser en éste mundo los hijos pródigos de Dios. ¡Feliz día del padre…!

www.joselitoorellana.blogspot.com

Thursday, June 4, 2015

An special note from my dear brother Pr. Stuart Tully de GHM

Good afternoon Pastor Joselito! 
 
 It is with very mixed emotions I look forward to seeing you this afternoon for the beginning of my journey home. 
 
 Roberto and I have throughly been honored and blessed to have been afforded the humbling opportunity to minister with and to the precious saints of Iglesia Bautista Universitaria during these brief days together. 
 
 Our spirits have been renewed and refreshed by the warm, loving servant spirit of the dear members of the flock and will never forget the many ways God has used you all to minister to US.
 
 Please convey my sincerest heartfelt gratitude to your own dear family, the church family and the brothers and sisters in Christ in Pifo and Calderon. We will be holding you close to our hearts in prayer always, asking the Lord Jesus Christ to be increasingly exalted and magnified through you all, and many, many others be brought to His saving knowledge until the day we finally see our Master, face to face. MAY THAT DAY BE SOON- Maranatha!
 
 May I ask the big favor of receiving the full name and email address of our sweet sister Michelle? I and anxious to send a personal thanks for her gracious and thoughtful gift to my wife Debi.